Los países compiten para atraer a trabajadores extranjeros

Esta situación es el resultado de los cambios demográficos en el mundo y se debatirá en la Fides Río 2023

Para afrontar los desafíos que plantea el envejecimiento de la población y sus reflejos en la mano de obra, actualmente algunos países tratan activamente de reclutar trabajadores al estilo del juego de cartas «casita robada» y esto tiende a intensificarse en los próximos años. Casita robada es un tipo de juego de cartas en el que gana el jugador que acumula el mayor número posible de cartas en su poder.

Esa metáfora ilustra bien la adversidad que enfrentan los países con la adopción de la política de atracción de profesionales extranjeros cualificados. Al igual que en el juego de cartas, donde el límite lo establece el número de cartas de la baraja, la estrategia de los países también tiene como obstáculo el número disponible de trabajadores capaces de prestar el servicio esperado. 

Esta coyuntura del mercado laboral global también se debe a la mayor longevidad de las personas, lo que impacta en la demografía y se refleja en las economías en general. Por ello, este asunto forma parte de la agenda de la 38a Conferencia Hemisférica de Seguros – Fides. “Longevidad Perspectiva de Vida: visión de futuro y repercusiones en el mercado” es uno de los ejes temáticos del encuentro internacional.

Los países compiten por profesionales

El gobierno de Portugal ha flexibilizado recientemente sus reglas de inmigración, en respuesta al envejecimiento de su fuerza laboral. Este proceso ocurre en un momento en que los brasileños ya representan la mayor comunidad de extranjeros en ese país, casi el 30% de los residentes internacionales en tierras portuguesas.

Un buen ejemplo del impacto de las políticas para atraer trabajadores extranjeros se puede encontrar en el Reino Unido. Al ofrecer a trabajadores de enfermería de Senegal salarios de hasta 15 veces más de lo que les paga el país africano, el gobierno británico produjo un éxodo de trabajadores, poniendo en riesgo de colapso el sistema de salud senegalés.

Alemania es otro país que dependerá cada vez más de personal externo para seguir siendo el motor de la Unión Europea. Los institutos económicos alemanes identificaron que existe un déficit creciente entre los trabajadores que están a punto de jubilarse y los jóvenes que los sucederán en el mercado laboral. Actualmente ese déficit es de alrededor de 300 mil puestos de trabajo y se proyecta que llegue a 650 mil en 2029.

El gobierno alemán ya ha admitido que habrá una brecha de 5 millones de puestos de trabajo en la población activa en 2030. Si no se cierra este gap laboral, el país tendrá serios problemas de productividad. En este momento, Alemania ya tiene 300 ofertas de trabajo abiertas. Y, en el futuro, dependerá tanto de trabajadores cualificados en las más variadas áreas como de personal menos cualificado, como en el caso de cuidadores de adultos mayores.

Fides Río 2023

La conferencia internacional se realizará entre el 24 y el 26 de septiembre de 2023, en Río de Janeiro, en un formato presencial y diferenciado respecto a las ediciones anteriores del evento. Líderes empresariales, especialistas y autoridades de más de 20 países estarán presentes para debatir este y otros temas importantes para la industria aseguradora.