Brasil puede desempeñar un rol importante en el escenario geopolítico, dice Tony Blair

El mundo atraviesa grandes transformaciones en geopolítica, clima y tecnología y, en ese contexto, Brasil tiene roles claros en la región y el medio ambiente. Brasil también puede tener, a nivel geopolítico, un rol de apoyo a la cooperación entre Estados Unidos y China, potencias que compiten entre sí y pueden entrar en confrontación. El escenario estuvo ilustremente marcado este lunes (25/9) por la presencia del primer ministro británico de 1997 a 2007, Tony Blair, quien respondió a las preguntas del presidente de la CNSeg, Dyogo Oliveira, y de la maestra de ceremonia Carla Vilhena en el primer panel de speakers internacionales de FIDES Río 2023.

Actualmente consultor sobre estrategia para países y líderes a través de Tony Blair Institute for Global Change, él considera que Estados Unidos y China serán los dos gigantes del mundo, “quizás con India en tercer lugar”. Los demás países tienden a organizarse en bloques, según Blair, porque su poder individual es pequeño. Ya existe una gran competencia en materia de tecnología, política y economía entre chinos y estadounidenses y Blair ve “una posible confrontación, por ejemplo, por Taiwán”, que China considera su territorio.

Sin embargo, Tony Blair llama la atención a que las relaciones entre Estados Unidos y China no deben verse como una nueva Guerra Fría, como en los tiempos de la Unión Soviética. Esto se debe a que el comercio entre Estados Unidos y soviéticos era pequeño, mientras que China tiene actualmente grandes reservas en dólares estadounidenses y el comercio entre los dos países es gigantesco. “Hay espacio para la cooperación y ahí es donde Brasil, que es respetado por ambos, puede desempeñar un papel [importante]”, afirmó. Recordó que no es posible abordar temas como el cambio climático sin China.

En el evento de Río, el mismo destacó también que “Brasil es el país más importante” de la región, “es potencialmente un líder del Sur global” y está “profundamente” involucrado en el debate sobre la deforestación. Además, la Conferencia sobre el Clima COP-30 en 2025, será en Belém do Pará. “Será un gran momento para que Brasil asuma el liderazgo”. 

Él considera que la COP-30 es una oportunidad para tener un plan de acción para invertir en tecnología digital y proyectos de energía limpia. Según él, hay dinero de fondos de pensiones y fondos de inversión y faltan proyectos sólidos con tasas de retorno en energías limpias. Blair también señaló que, en otra dimensión, para mantener el respeto internacional, un país necesita tener un buen desempeño interno.

Europa

Respecto a la guerra en Ucrania, Blair explicó que hay países de Europa del Este, como Polonia, que temen ser los siguientes «si la actual agresión tiene éxito». Por lo tanto, dijo, “Europa quiere el fin de la guerra, pero de una manera que no recompense la agresión” y tampoco recompense a los líderes rusos. “Tiene que terminar de una manera tal que Europa se sienta segura”, afirmó. Sin embargo, admitió que Europa e incluso Gran Bretaña dependen parcialmente de la energía rusa. El presidente de la CNseg, Dyogo Oliveira, observó que la guerra en Ucrania también tuvo impacto en Brasil, importador de fertilizantes de esa región.